#Tendencias #NiACuálIrle parte 1

Por: Paola Díaz Romano*

 

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y la verdad es que no hay por quién votar.

 

Empecé a investigar un poco acerca del candidato a la presidencia por parte del PRI y mi primera impresión fue que los videos de José Antonio Meade son totalmente cínicos, por no decir, sin trasfondo ni argumento. Luego, pensé en no dejarme llevar por mis prejuicios y seguir tratando de hacerme una imagen real de este señor. Me encontré entonces con su página oficial donde expone sus propuestas donde estipula que “no es a través de la confrontación ni de la denostación de otros como vamos a lograr el México fuerte, unido y exitoso que todos queremos”. Pero en el video que acabo de ver, le echa indirectas al candidato que no habla inglés (como no lo habla nuestro actual presidente tampoco) y en sus tweets no deja de promulgarse en contra de todo lo que AMLO propone (como la cancelación del proyecto del nuevo Aeropuerto).

 

Ya me quedó claro que la congruencia no es su fuerte. ¿Será que podemos creer en su propuesta hacia las mujeres? ¿La que habla de apoyos y microcréditos, la de las guarderías de tiempo completo incluyendo alimentos, la de equidad de salarios y oportunidades? ¿Será que cuando habla de remuneración y seguro médico para las trabajadoras domésticas está hablando en serio?

 

En cuanto a educación, este señor propone ampliar el tiempo de las escuelas primarias a “completo” (me pregunto si también habrá pensado ya en el aumento a salarios de los maestros, pero esa es otra historia). Un apoyo económico para el transporte de estudiantes, así como más becas y más “apoyos” (no dice cómo, ni cuánto por cierto). La implementación del idioma inglés y de acercamiento a nuevas tecnologías, de desarrollo temprano para los más pequeños así como materias de innovación y cultura de emprendimiento.

 

Con respecto al campo, el señor habla de una “reforma profunda” donde la seguridad es tema central: contra la violencia y el delito (no especifica si perpetuados por cárteles o por el propio ejército), y contra desastres naturales. Seguridad alimentaria (supongo que para lo que el productor obtenga le alcance al menos para comer él y su familia) y de producción estratégica y sustentable. Habla también de un acercamiento a servicios de salud y de educación para las poblaciones más alejadas y desprotegidas. (Una vez más tomados en cuenta sólo en campaña).

 

Todo suena muy bonito y serio y hasta dan ganas de creerle. Pero seamos honestos y no olvidemos que este partido político no ha hecho más que prometer y prometer para olvidar tan pronto llegan al poder. Hace 6 años fue el candidato “guapo” y su “nuevo PRI” el que se llevó el fraude electoral. Ahora quieren ganar con un “simpatizante” (no un militante, según ellos) que ha sido testigo mudo y cómplice de desvíos, peculado y lavado de dinero. Encima de todo, pretende engañarnos diciendo que gracias a él políticos corruptos están hoy en la cárcel; pero César Duarte sigue prófugo. Así que Señor Meade, el vitiligo es la última de mis preocupaciones, es su corrupción y su cinismo los que me han hecho decidir que usted definitivamente, no merece mi voto.

meade

meade2

 

*Paola Díaz Romano. Experta en redes y bloguera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s