#Tendencias #CélibesInvoluntarios

 

 

Por: Paola Díaz Romano*

 

Ya Freud hablaba de la relación entre la frustración sexual y la neurosis, y aunque su teoría incluía a hombres y a mujeres, en la práctica este enfoque era solamente dirigido a la Frustración Sexual padecida por mujeres porque hace más de un siglo, era impensable que un hombre no consiguiera tener sexo. De hecho, el término “incel” fue aplicado inicialmente a mujeres “célibes involuntarias”. Esas a las que nadie quiere: las lesbianas, las apretadas, las feas, las gordas, las trans, las exigentes, las que piden mucho, las de mal carácter, etc.

En cambio, todas las mujeres “normales” que eran sumisas y mujeres de bien, claro que iban a tener sexo porque de hecho era una  obligación el satisfacer los apetitos carnales de un hombre a riesgo de que fueran dejadas y por consiguiente, tachadas de “fracasadas” ante una sociedad machista.

 

Sin embargo, a partir de la llamada Revolución Sexual en los años 60, al descubrimiento de la píldora anticonceptiva y ante la lentísima apertura y aceptación de las mujeres en campos considerados hasta entonces como meramente masculinos como las Universidades, la política, la ciencia, etc, es que las mujeres han asumido un rol activo apropiándose y responsabilizándose de su propia sexualidad dando como resultado el NO. No por ser hombre urgido tienes derecho a forzar, amenazar o “convencer”  a una mujer a tener relaciones sexuales contigo. No es No.

 

Y entonces ahora surge este tipo de hombres “involuntariamente célibes” que a pesar de intentarlo, no logran tener relaciones con una mujer. Este es el origen de una bola de nieve: al no tener sexo, se auto-compadecen, se frustran, se enojan, empiezan a odiar, a fantasear en tomar venganza, a compartir estas ideas en foros en internet y a hablar tanto de ello hasta que llega uno que finalmente toma acciones al respecto, como el horrible atentado en Toronto el mes pasado en donde un frustrado sexual atropelló y mató a 10 personas e hiriendo a muchas más. ¿Notó usted que 8 de las víctimas fatales eran mujeres? ¿sabía usted que el perpetuador era un “incel”?

 

Le platico que el ser “incel” está basado en la absurda pero difundida creencia que el sexo es una necesidad y un derecho del cual estos hombres han sido privados. Ésta es la premisa usada para odiar a hombres y mujeres atractivos que “acaparan el mercado” y no les dejan nada a estos “pobrecitos” que no son capaces de relacionarse de una manera normal con una mujer y eventualmente, tener sexo con ella.

 

*Paola Díaz Romano. Vive en Bruselas Bélgica y es experta en redes y bloguera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s