#PuntoDeInterés #AcosoCallejero #ViolenciaComunitaria

women-54433_640

Por: Georgina Juárez Lledias

Si bien el lugar más peligroso para las mujeres es el hogar, al lado de su pareja; el segundo peor es la calle, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de la Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH) realizada por el INEGI, el 38.7% de las mujeres en México han sufrido violencia por parte de desconocidos en la calle, parques, espacios y transporte público, esto es conocido como violencia comunitaria, pues es perpetrada por la comunidad. De estos ataques, el 34.3% han sido de índole sexual (intimidación, acoso, abuso o violación).

Según este mismo estudio las ciudades con mayor incidencia de violencia comunitaria son: la Ciudad de México (siendo la capital el lugar que encabeza la lista), Estado de México, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Chihuahua, Yucatán, Durango, Coahuila y Baja California.

Hace unos días la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Nashieli Ramírez Hernández declaró que esta ciudad ha presentado los mayores índices de violencia comunitaria en todo el país durante los últimos 12 meses, ya que 6 de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de ataque en espacios comunitarios.

Durante la firma de un convenio entre el Poder Judicial, el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México y la organización Equis: Justicia para las Mujeres, la titular de la CDHDF subrayó que la violencia hacia las mujeres es un tema pendiente y señaló que el grado de brutalidad en estas violencias continúa en aumento y puntualizó:  “Enfrentamos una realidad cada vez más cruel contra la integridad física, psicológica y sexual de niñas y mujeres, por lo cual se necesita, hoy más que nunca, trabajar en la construcción de una política integral y efectiva de prevención”.

Dentro de este acuerdo se intenta incorporar la perspectiva de género en la impartición y acceso a la justicia, ya que por un lado las víctimas no conocen sus derechos y por el otro, el sistema judicial no brinda este apoyo a las mujeres, además se incluyó la necesidad de sensibilizar a los juzgadores.

La Unidad de Igualdad de Género de la Procuraduría General de la República, presentó en abril del año pasado un documento en conjunto con la Campaña del Secretario General de las Naciones Unidas (Únete, para poner fin a la violencia contra las mujeres) titulado “La violencia contra las mujeres en el ámbito comunitario.” Este documento reproduce los ejemplos de violencia comunitaria citados en el artículo 16 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que son:

  1. Tocamientos; “piropos”, insinuaciones sexuales, frases sobre el cuerpo femenino ofensivas o humillantes (acoso y hostigamiento sexual).
  2. Burlas, imágenes o comportamientos agresivos o intimidatorios.
  3. Negación de libre tránsito y acceso en bares, tiendas, deportivos, clubs y otros espacios públicos.
  4. Restricción de la participación de mujeres en festividades, actividades o toma de decisiones en su comunidad.

Este reporte establece que un indicador innegable de la violencia comunitaria, es el alto grado de tolerancia que tiene en el país, ya que estos ataques son generalmente justificados o minimizados, además, cuando la víctima reporta esta violencia o se opone a ella, es más atacada aún.

Según dicho estudio, de cada cien mujeres que experimentaron violencia comunitaria 86 fueron víctimas de intimidación; 38 sufrieron abuso sexual y 87 agresiones físicas, también recupera datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública (ENVIPE) 2016, donde el 70.2% de mujeres declaró sentirse insegura en la vía pública.

Como dato adicional, el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres 2014-2018  subraya que se ha incrementado la violencia hacia las mujeres ya sea en forma de trata, desapariciones, violaciones, o feminicidios, aunque también los asaltos y robos en contra de mujeres han crecido en los espacios públicos, sobre todo de ciudades con más de millón y medio de habitantes.

Así pues la violencia comunitaria no es un tema de “percepción”, según datos de la Procuraduría capitalina 3 mujeres al día denuncian que desconocidos les tomaron fotos o grabaciones de índole sexual sin su consentimiento en la calle, además la Ciudad de México es la segunda ciudad más peligrosa en el mundo con respecto al transporte público (64% de las usuarias reportó tocamientos u otro tipo de acoso sexual)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s