#Tendencias #SuCuerpoSuDecisión #Irlanda

yesPor: Paola Díaz Romano*

Hace unos días en Irlanda, un país de fuerte tradición católica, se votó por revocar la Octava enmienda que garantizaba al feto los mismos derechos en el útero, que a la madre. Esto ocasionando que un aborto criminalizara a la mujer que lo solicitara o lo necesitara.

Las mujeres irlandesas tenían solamente la opción de viajar a Inglaterra y pagar por un aborto legal y seguro en el país vecino, pero había muchas que no contaban con los recursos económicos para hacer el viaje y se veían forzadas a buscar otras maneras, algunas peligrosas, de interrumpir el embarazo pagando a “dealers” de pastillas abortivas o acudiendo a clínicas clandestinas.

¿Por qué es importante que se haya votado para revocar la 8va enmienda?

Para empezar, porque nos indica que a pesar de la religión y de la fuerte influencia que ésta tiene en la vida diaria de los irlandeses (allá la mayoría de las escuelas son de enseñanza católica) su sociedad se está abriendo primero, a darle voz a las mujeres, a respetar su derecho a decidir sobre su propio cuerpo, a darle prioridad a la salud sexual y reproductiva, y a priorizar el bienestar social común ante ideas retrógradas y machistas.

Segundo, a entender que las causas por las que se solicita un aborto pueden ser resultado de violencia hacia la mujer en el caso de violación o abuso sexual; de índole de salud donde la vida de la madre esté en riesgo; debido a cuestiones económicas como bajos o limitados recursos (y no simplemente por irresponsabilidad o promiscuidad).

Al proveer una plataforma transparente y legal, se reconoce el derecho a la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. La opción de elegir abiertamente, le quita el halo de misterio y de tabú. La mujer ya no se tiene que esconder, ni que sentir culpable. Al ser el aborto parte de la seguridad social, se le da visibilidad y vigencia. Ya no serán señaladas y criminalizadas. Simplemente, serán mujeres de cualquier edad que han decidido no ser madres esta vez.

Aquí el tuit que lo resume todo:

En 2009, el Papa Benedicto XVI, excomulgó a una niña por haber interrumpido su embarazo de gemelos. De haber dado a luz, ella habría muerto. También excomulgó a su madre y a los doctores que llevaron a cabo el procedimiento. Pero no al padrastro que la había violado. #revocala8va

tuit8a

*Paola Díaz Romano. Vive en Bruselas, Bélgica y es experta en redes y bloguera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s