#Indeleble

paleta2

Por: Aída López*

La hora de la salida de la escuela era mucho más que aproximarse a un zaguán que te dejaría en libertad después de varias horas de encierro y trabajos mentales forzados. Las paletas frías de mamey eran mis favoritas y cuando no las había, las de coco aminoraban el hambre y la sed que apretaban con el sol. Dejar 20 centavos del peso que llevaba todos los días, era un verdadero reto. La situación se complicaba si llegaba el chicharronero, elegir entre esos dos manjares engolosinantes, ponían a prueba mi poder de decisión. Siempre salía airosa segura de haber elegido el correcto. Después de avanzar caminando varias calles, llegaba a casa con un halo de triunfo que mamá interpretaba como consecuencia de la jornada escolar. Debes venir muerta de hambre, decía mientras asentaba en la mesa el plato de sopa, que me comía sin apetito y que compartía con la gatita que estaba debajo de la silla esperando que cayera algo o mucho de mis sagrados alimentos. Sigo sin saber qué hubiera sido de mi infancia sin la Trinidad: el paletero, el chicharronero y Monina.

*Aída María López Sosa (1964) Mérida, Yucatán. Psicóloga con especialidad en Tecnología Educativa por la Universidad la Salle. Capacitadora certificada por CONOCER y registrada ante la Secretaria del Trabajo y Previsión Social. Cursó el Diplomado de Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) Guadalajara y en la Escuela de Escritores de Yucatán Leopoldo Peniche Vallado. Ha publicado en la antología Caleidoscopio XIII, editada por la SOGEM Guadalajara (2016). La revista Ahuehuete del Seminario de Cultura Mexicana en su edición marzo-abril 2016. Ha colaborado en la sección cultural de la Crónica de Jalisco con cuento. Una Minificción fue seleccionada y publicada en la antología Vamos al Circo: Minificción Hispanoamericana (2016), con respaldo del fomento editorial de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Así mismo fue seleccionada con un texto para la antología Cortocircuito: fusión en la Minificción (2017), de la colección Ficción Exprés del fomento editorial BUAP. Antalogada con narrativa en la edición conmemorativa de la fundación de la ciudad de Mérida en Palabras y Miradas (2017), editada por el gobierno municipal. Antalogada en el proyecto Mujeres que no callan Yucatán (2017). Seleccionada para la antología Resonancias (2018), del Fondo Editorial BUAP. Ha colaborado en revistas y periódicos impresos y virtuales, locales, nacionales e internacionales. Colaboradora en la revista virtual Inteligencia No Artificial y en la revista cultural Molino de Letras de la Universidad de Chapingo. Ganadora del Primer Concurso Nacional de Cuento convocado por Escritoras Mexicanas. Miembro del PEN Internacional (Asociación Mundial de Escritores) sede Guadalajara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s