Asombro

campanita

Por: Aída López*

Cuando el niño comenzó a aplaudir a la trapecista, ella descubrió que podía volar. Terminando la función se fueron juntos al País de Nunca Jamás. El pequeño Peter la llamó Campanita.

*Aída María López Sosa (1964) Mérida, Yucatán. Psicóloga con especialidad en Tecnología Educativa por la Universidad la Salle. Capacitadora certificada por CONOCER. Cursó el Diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) Guadalajara y en la Escuela de Escritores de Yucatán Leopoldo Peniche Vallado. Ha publicado en periódicos y revistas locales, nacionales e internacionales, así como en antologías locales y nacionales. Ganadora del Primer Concurso Nacional de Cuento convocado por Escritoras Mexicanas. Miembro del PEN Internacional sede Guadalajara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s