#Tendencias #NiACuálIrle 

#Tendencias #NiACuálIrle
Por: Paola Díaz Romano*

No se qué pensar de Ricardo Anaya. La verdad es que su imagen de oficinista, con sus lentes y su camisa arremangada, el chaleco y el cabello super corto le dan un aire ‘inofensivo’, como que no rompe un plato. Sin embargo, mi abuela me decía que de los seriecitos era de los que más había que cuidarse.

El señor y su coalición “Por México Al Frente”, prometen un combate frontal a la corrupción y a la impunidad, aunque esto es difícil de creer cuando él mismo ha sido acusado de lavado de dinero (aunque el acusador seguro se mordió la lengua) y siendo honestos, sabemos que no sólo los políticos priístas conocen estas prácticas.

Una medida para combatir la impunidad sería eliminando el fuero constitucional a todos los servidores públicos, incluyendo al presidente… ¿será?

Propone también la pacificación del país mediante la “profesionalización y dignificación de la carrera policial”. Supongo que esto incluirá mayor capacitación a elementos policiales, aumento de sueldo y mejor seguro de vida y médico. Aunque me sentiría más tranquila si de paso, también le ponen un poquito más de cuidado a la hora de reclutar y seleccionar al personal.

Este Frente menciona en sus propuestas, el crecimiento sostenido de la riqueza y una equitativa distribución de la misma. Empezando con establecer un salario mínimo digno “que alcance”, garantizando a todos los mexicanos una renta básica que atienda las necesidades básicas de cada persona y su libertad (aunque no dice de cuánto, ni cómo).

Habla de una revisión al impuesto a la gasolina en general y promete de plano, bajar el IVA en la zona fronteriza para que el precio del combustible sea el mismo en ambos lados de la frontera (idea que al parecer le robó a otro candidato).

En fin, que Anaya se quiere ganar a las mujeres con sus tuits “feministas” y con sus propuestas a favor de la equidad salarial entre hombres y mujeres, a favor de las que se levantan primero y se van a dormir al último; pero yo me pregunto si esto incluye el derecho de las mujeres a abortar o a casarse con otra mujer y a adoptar.

La verdad es que si leemos la plataforma completa, no suena nada mal. Abarcaron los temas principales que a todo mexicano preocupan: seguridad, economía, educación, vivienda, combate a la corrupción, etc. Sin embargo, no debemos olvidar que Anaya es el candidato de una coalición y que como tal, tuvo que hacer compromisos que a lo mejor no está dispuesto a cumplir. Aunque esta es la situación de los otros dos partidos PRD y Movimiento Ciudadano a los que no les quedó de otra más que apoyar a un candidato ajeno para no desaparecer de la contienda.

Si usted como yo, aún sigue pensando que esto suena demasiado bello para ser verdad, lo invito a que se informe y lea acerca de la trayectoria de Ricardo Anaya como diputado federal y saque sus propias conclusiones.

*Paola Díaz Romano. Vive en Bruselas, Bélgica. Experta en redes y bloguera

2a9bcdb2-7753-4454-bab7-3440793df166.jpg

Anuncios